¿Cómo abrir una filial de su empresa en el extranjero?

Establecer una filial en el extranjero le permite situarse en el centro de un mercado codiciado. Se trata de una baza innegable que puede ser útil, por ejemplo, para ampliar la propia red de clientes y contactos. Además, puede ser útil para una empresa que desee extender el reconocimiento de sus Productos y Servicios a nuevos mercados para aumentar potencialmente sus beneficios.

¿Qué es una filial?

Una filial es una empresa en la que el 50% del capital ha sido aportado por otra empresa, denominada matriz, que generalmente asume la dirección, administración y control de la empresa a través de una o varias personas, directores o gerentes nombrados por ella. A diferencia de una sucursal, una filial es plenamente responsable, ya que actúa en su propio nombre.

Ventajas de una filial

La creación de una filial en un país europeo ofrece ciertas ventajas. La empresa matriz no tiene que intervenir directamente en la gestión diaria. La filial es responsable de sus actos y responde de los posibles litigios, sin que la empresa matriz sea responsable. Dependiendo del país en el que se encuentre la filial, ésta puede beneficiarse de un sistema fiscal más ventajoso que el de la empresa matriz. Para algunos países con convenio fiscal, los beneficios se gravan en el país de establecimiento y no están sujetos a una segunda imposición.

Instalarse en el extranjero

La creación de una filial puede ser una ventaja para una empresa que desee ampliar su negocio. Las ventajas son numerosas, pero es necesario preparar bien el establecimiento para garantizar un funcionamiento óptimo. Hay dos opciones principales para crear una filial. Pueden decidir crear una nueva empresa o adquirir una ya existente.

Creación de una nueva empresa

Una empresa que desee establecerse en el extranjero puede decidir crear una empresa completamente nueva en ese país. En este caso, la empresa matriz define el objeto social de la nueva filial. Se trata de definir las distintas actividades comerciales que deberá realizar la filial. Hay que tener en cuenta que si el objeto social es incompatible con el de la sociedad matriz, habrá que modificar el de ésta. La decisión de crear una filial debe ser tomada en el seno de la sociedad matriz, por el órgano competente de acuerdo con las disposiciones de los estatutos.

A continuación, la empresa define la forma jurídica de la nueva filial según la legislación del país de establecimiento, teniendo en cuenta los aspectos fiscales y los convenios existentes.

Por último, la empresa matriz realiza los trámites de constitución requeridos en el país de establecimiento.

Adquisición de una empresa existente

En lugar de crear una nueva entidad, la empresa matriz puede decidir absorber una empresa existente en el país de establecimiento. El truco en este caso es adquirir una participación mayoritaria en la empresa extranjera.

La adquisición permite a la empresa matriz iniciar sus actividades en una fase temprana con, por ejemplo, una estructura ya operativa y personal disponible, etc. Podrá iniciar su actividad en cuanto se cumplan las condiciones de la adquisición.

Dicho esto, la adquisición de una empresa local implica a veces algunos riesgos. Cuando se adquiere una empresa preexistente, también se asumen sus dificultades y deudas.

 

¿Es usted un empresario que quiere ampliar su negocio en el extranjero? Nuestros abogados especializados le ayudarán a encontrar la estrategia que optimice los beneficios de una nueva expansión.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.