Las diferencias entre una filial y una sucursal

¿Es usted un empresario que quiere crear una estructura para expandir su negocio geográficamente a través de una filial o una sucursal? Este artículo destaca las diferencias entre estas dos estructuras.

El interés de destacar las diferencias entre la filial y la sucursal radica en el hecho de que las empresas pueden desarrollar sus actividades en otra zona geográfica principalmente a través de una u otra de estas dos estructuras.

La filial 

Una filial o compañía filial es una empresa con personalidad jurídica propia, pero que pertenece parcial o totalmente a otra empresa llamada matriz (o sociedad de cartera si su objetivo es principalmente poseer la filial). De este modo, la filial tiene una existencia separada de su empresa matriz, aunque sigue siendo controlada por esta última.

 La sucursal 

Una sucursal es todo establecimiento comercial que, en dependencia de una empresa principal de la que legalmente forma parte, ejerce una actividad similar a la de la empresa principal de forma permanente, en locales separados, gozando de cierta autonomía financiera y comercial. Básicamente, una sucursal es una extensión de la empresa principal. La ausencia de personalidad jurídica de la sucursal es la principal característica que la diferencia de la filial.

Ventajas de la filial frente a las ventajas de la sucursal

Ventajas de la filial 

A diferencia de la empresa principal de una sucursal, la empresa matriz puede limitar su responsabilidad a su contribución a la filial.

Una filial suiza tributa en Suiza como una empresa nacional y disfruta de las ventajas fiscales del cantón en el que está ubicada.

La filial puede llevar un nombre diferente al de la empresa matriz.

Ventajas de una sucursal 

La empresa puede ampliar su actividad a otra ubicación geográfica con cierto grado de autonomía. Esto es especialmente ventajoso para las empresas extranjeras que desean expandirse en Suiza, debido al excelente poder adquisitivo de los consumidores suizos.

No se requiere capital propio.

Los costes de instalación son bajos.

Las sucursales reciben un tratamiento fiscal más favorable que una filial.

¿Es usted un empresario que quiere ampliar las actividades de su empresa? Nuestros abogados especializados le ayudarán a encontrar la estrategia que optimice las ventajas de dicha expansión.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.