Contabilidad para una empresa de nueva creación: ¿qué hay que saber?

Llevar la contabilidad es importante para cualquier empresa, sea cual sea su tamaño. Ayuda a controlar los gastos y a evitar sorpresas desagradables.

La contabilidad puede ser algo que asuste a los nuevos empresarios. Pero no te asustes. Lawrence explica lo que hay que saber para hacerlo.

Todas las empresas deben incluir en su contabilidad, como mínimo, los ingresos, los gastos y el patrimonio.

Las cuentas de una empresa se cierran el 31 de diciembre de cada año. Además de una declaración anual, recomendamos una declaración semestral o trimestral o incluso mensual.

Para determinadas formas jurídicas, como las personas jurídicas (SA, Sàrl, sociedades anónimas, cooperativas, asociaciones y fundaciones), la ley exige un inventario, el balance completo y la cuenta de pérdidas y ganancias de la empresa. Esto también se aplica a las empresas individuales y a las sociedades colectivas con un volumen de negocios superior a 500.000 CHF.

Las cuentas deben conservarse durante un periodo de 10 años e ir acompañadas de documentos justificativos.

Tipos de contabilidad 

Cuentas por cobrar/pagar

Los clientes y proveedores tienen una cuenta en la empresa. Así, todos los movimientos (facturas y pagos) se anotan en un gran registro.

Partidas abiertas

No registre las facturas. Los movimientos sólo se registran cuando se recibe un pago y los recibos se archivan como facturas impagadas.

Todo se registrará sólo cuando se cierren las cuentas de la empresa.

Este método se recomienda para empresas pequeñas con pocos datos. Las empresas más grandes pueden perderse.

¿Qué son el inventario, el balance y la cuenta de resultados de una empresa?

El inventario

Se cuentan las acciones y los fondos de la empresa. Su valor se evalúa según el valor de mercado en ese momento. La actividad de la empresa debe detenerse en el momento del inventario. El final del año suele ser un momento ideal para ello.

El balance completo

El balance se utiliza para evaluar el capital y su uso. Los activos (caja, cuentas corrientes y bienes materiales) se contraponen a los pasivos (deudas, fondos propios y obligaciones). Por lo tanto, las existencias de la empresa se examinan en el balance.

La cuenta de pérdidas y ganancias

Analiza los flujos de la empresa. Proporciona información sobre el rendimiento de la empresa.

Hay que recordar siempre que el objetivo de cualquier empresa es maximizar su beneficio. Compara los gastos y los ingresos para ver si la empresa tiene beneficios o pérdidas durante el periodo en cuestión.

Los costes incluyen salarios, compras, alquiler, publicidad, materiales, etc.

La cuenta de resultados puede hacerse semestral, trimestral o mensualmente.

 

Todas estas cifras pueden asustar a muchas personas. Preocuparse por la contabilidad de una empresa de nueva creación puede ser inapropiado si el empresario se encarga de otras actividades igualmente importantes y quiere concentrarse en el crecimiento de la empresa.

Un abogado especializado puede encargarse de la contabilidad por usted.

Lawrence responde a todas sus preguntas sobre este tema y le ayuda a configurar las cuentas de su empresa.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.