¿Cuáles son las consecuencias de una muerte?

Perder a un ser querido no es fácil. Si a esto le añadimos los trámites administrativos que siguen a un fallecimiento, las circunstancias pueden ser muy complicadas e inoportunas.

Lawrence explica los procedimientos a seguir:

El certificado de fallecimiento

Este documento debe obtenerse tras el fallecimiento a través del médico de cabecera o contactando con los servicios de emergencia (144). Si el fallecimiento se produce en un hospital, la institución elaborará sistemáticamente un certificado de defunción.

Informar de la muerte

  • A las autoridades: el fallecimiento debe comunicarse a la Oficina del Registro Civil del lugar de la muerte y al municipio de residencia del fallecido.
  • A los demás: no olvides informar a los familiares del fallecido, al empresario, a los proveedores de servicios y a los clientes, según las circunstancias.

Funerales

Deben respetarse los últimos deseos del fallecido y el lugar de enterramiento deseado. El funeral sólo puede tener lugar después de que se haya anunciado el fallecimiento.

Es importante tener en cuenta los costes que conlleva y planificar su impacto en el patrimonio.

Disolución del régimen económico matrimonial

El cónyuge superviviente debe disolver el régimen matrimonial ante la autoridad competente. Los bienes de la pareja se dividirán según el régimen elegido, el contrato matrimonial y la última voluntad del fallecido.

Sucesión

Los supervivientes deben descubrir la sucesión. La autoridad competente es el cantón de residencia del fallecido. Pueden existir medidas específicas si el fallecido redactó un testamento o un contrato de herencia.

Todos los herederos (herederos legales o nombrados en el testamento) deben obtener un certificado de heredero del ayuntamiento o de la institución responsable de la devolución de los bienes. Este documento les permitirá recibir su parte de la herencia.

Liberación del domicilio del fallecido no casado

Si la última residencia del difunto viudo o soltero estaba sujeta a un contrato de arrendamiento, éste debe ser rescindido. Por regla general, se hace en los tres meses siguientes al fallecimiento, para dar tiempo a la familia o a los parientes a guardar el luto y a recoger los objetos personales del fallecido.

También es su responsabilidad hacer un inventario de los bienes para proceder a la sucesión y seguir las disposiciones del testamento.

Prestaciones sociales para los supervivientes

Los supervivientes del fallecido pueden recibir prestaciones sociales. Investigar y solicitarlas no es un paso que deba descuidarse. Los beneficios incluyen:

  • Prestación de viudedad y orfandad;
  • Prestaciones complementarias del AVS/IV;
  • Ayuda financiera cantonal;
  • Asistencia;
  • Pensión de supervivencia del empresario (BVG);
  • Póliza de seguro y seguro de vida.

Cese de las prestaciones

Es responsabilidad de la familia del fallecido dar de baja las cuentas, las suscripciones y los impuestos del fallecido e informar a Correos, al AVS, etc. del fallecimiento.

Cuando perdemos a un ser querido, nuestra mente se aleja de todos estos trámites administrativos. Para estar lo más tranquilo posible, le recomendamos que los confíe a un abogado, que podrá ocuparse de ellos durante este difícil período.

Lawrence le ayudará con los trámites administrativos relacionados con un fallecimiento, contacte con uno de nuestros abogados especialistas para que se encargue de estos trámites.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.