Necesito inversores pero quiero mantener el control de mi empresa. ¿Es esto posible?

Crear una empresa requiere una inversión. Por ello, a veces es indispensable el apoyo de un inversor.

Pero cuidado: la cantidad de dinero que ofrece un inversor puede cegar al empresario. Su vigilancia respecto a los términos del contrato se reduce y puede ponerle en desventaja en el control de su propia empresa.

Pero quédese tranquilo: ¡puede mantener el control de su empresa mientras tiene inversores! El equipo de Lawrence le explica sus opciones:

«Bridge loans»

Los préstamos puente le permiten invertir en una empresa sin adquirir inmediatamente acciones. El inversor no invertirá directamente en el capital y, por tanto, no será accionista.

Así, puede ofrecerle un retorno de la inversión en acciones o con una cantidad tangible. Por tanto, el empresario no está obligado a conceder el control de la empresa al inversor a cambio de su aportación.

La acción de voto preferente

En principio, 1 acción = 1 voto en una empresa. Cuanto más aporta un accionista, mayor es su peso en el control de la empresa.

Esto se puede cambiar con la acción de voto preferente. Las acciones tendrán entonces valores diferentes.

La acción preferente le permite conservar la mayoría de los votos, aunque tenga una participación menor en la empresa.

En resumen, es una excelente manera de tener el control de su empresa, ¡mientras se benefician los accionistas!

Sin embargo, esta acción no se aplica bajo ciertas condiciones, como durante una votación en relación con los auditores u otro órgano de supervisión. Debe estar registrada y totalmente pagada. Por último, sólo puede ascender a un máximo de 10 veces el valor simple.

¡Negociar, negociar, negociar!

No se puede decir lo suficiente. Sea cual sea su situación, debe estar preparado para negociar sus acciones. Esto también es cierto si va a utilizar préstamos puente y/o acciones preferentes con derecho a voto.

En este tipo de negociación, tendrá que hacer todo lo posible para asegurar el control de su empresa, sin dar demasiados derechos, o acciones, a los accionistas.

Su estilo de negociación dependerá de sus objetivos, su tipo de negocio y los inversores con los que trate. Algunos querrán controlar las operaciones de la empresa más que otros, por ejemplo.

Así pues, la negociación desempeña el papel principal en un escenario de control empresarial. Armarse de un abogado puede ser de gran ayuda: se beneficiará de sus conocimientos, consejos y experiencia.

Nada (o casi nada) es imposible si se está bien preparado.

¿Quiere asegurarse el control de su empresa frente a inversores difíciles? Lawrence le ayudará en cada paso de la negociación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.